¿Que problemas causan las cucarachas?

Además de los daños que causan las cucarachas en la comida, dejándola inservible, estos insectos perjudiciales nos pueden transmitir a las personas numerosas enfermedades, como salmonelosis, disenterías, gastroenteritis y fiebre tifoidea. Por ello, las cucarachas son una plaga de alto riesgo para la casa.

Por otro lado, las cucarachas adultas, sus huevos y sus excrementos pueden causar alergia y desencadenar ataques de asma.

Las cucarachas emiten secreciones con un característico olor desagradable y transportan bacterias, virus y protozoos después de haber tenido contacto la persona con las heces de las cloacas donde viven habitualmente estos insectos.

Distintos estudios han demostrado que cada especie de cucaracha es responsable de transmitir una enfermedad concreta.

Algunas de las muchas enfermedades atribuidas a las cucarachas son:

Peste bubónica

Disentería

Gastroenteritis

Fiebre tifoidea

Lepra

Hepatitis

 

 

 

 

 

Generalmente denostadas y perseguidas, las cucarachas conforman un gran grupo de insectos cuya evolución se remonta a más de 300 millones de años. Existen unas 4,600 especies y más de 460 géneros, pero solo unas 30 viven en hábitats de los seres humanos y unas 4 se consideran plagas: la cucaracha americana, la cucaracha australiana, la cucaracha alemana y la cucaracha oriental. Se calcula que solo 1 por ciento de la totalidad de especies es dañina para el hombre.

Las cucarachas tienen una mala reputación en el mundo, aunque por lo general las personas se refieren a aquellas consideradas plagas. Estas especies, usualmente encontradas en las casas, por su reproducción rápida y su resistencia ante los agentes externos, llegan a infestar un sitio. Se les asocia con la suciedad y la falta de sanidad. De hecho, pueden acarrear peligrosos gérmenes en las patas y expulsar virus y protozoarios a través de sus heces, capaces de infectar y provocar enfermedades en los seres humanos. Por todo esto, las cucarachas no son bienvenidas en los edificios y se aplican diversas medidas para controlar sus poblaciones, desde remedios caseros hasta la aplicación de sustancias químicas.